El Centro de Servicios Compartidos de Cargill en Argentina adoptó la metodología Lean Six Sigma en proyectos para la optimización de tiempos, estandarización, automatización y eliminación de desperdicios de sus tareas administrativas. “En los últimos dos años, casi el 40% de los colaboradores fueron entrenados y certificados para aplicar las herramientas”, indica Eugenia Turner, Especialista en Mejora Continua.

 

El Centro de Servicios Compartidos – Cargill Business Services (CBS) centraliza las operaciones financieras y administrativas y de supply chain de América Latina, (excluyendo Brasil, que tiene su propio centro). Entre los servicios financieros que brinda, se encuentran la gestión de pagos, impuestos, contabilidad y créditos. Sumado a esto también se centralizan servicios de gestión de datos maestros, compras y pedidos de clientes.

Si bien el CBS no es una planta productiva, está lejos de ser un área complementaria. La multinacional que comercializa alimentos, productos y servicios agrícolas, financieros e industriales en todo el mundo, entendió que las oportunidades de eficiencia pueden encontrarse en todos sus procesos. Así lo ratifica Eugenia Turner, quien es parte del equipo de Mejora Continua del CBS y lidera el programa de entrenamiento en LSS del grupo de personas que trabajan allí: “En los últimos años, el CBS Rosario ha experimentado un cambio significativo: no solo ha aumentado su nómina en un 30%, sino que también ha sumado nuevos procesos y migrado nuevas operaciones ejecutadas en centros localizados en otras regiones. Esto nos hizo replantear la forma de trabajar y pensar en la necesidad de capacitar a nuestra gente. Desde 2018, esta idea fue tomando cada vez más fuerza y comenzamos a trabajar junto con SAMECO en formar a los colaboradores en la metodología Lean Six Sigma”.

De las 523 personas que trabajan actualmente, 213 ya obtuvieron algún grado de certificación, ya sea Yellow, Green, Black Belt o CLAP (certificación inicial en herramientas de mejora que hacemos internamente en Cargill). “Desde el 2021, el 100% de los colaboradores que participan de las certificaciones de SAMECO son del CBS. Los proyectos ejecutados en cada uno de los cursos se aplicaron y generaron muchísima motivación. Ahora, la gente nos pregunta cuándo es el próximo curso porque quieren progresar en sus habilidades. Para nosotros, son muy valiosos los contenidos abordados en cada nivel de certificación y sobre todo la forma y el seguimiento de los docentes. Es una formación súper personalizada”, destaca Eugenia.

Estos programas de formación de SAMECO, además de enseñar la metodología, acompañan a cada uno de los participantes a implementar un proyecto de mejora para su organización en tiempo real. Eugenia detalla: “Con todos los proyectos que se trabajaron para certificar Six Sigma calculamos más de 900 horas mensuales de ahorro en nuestros procesos administrativos, gracias a la eliminación de desperdicios, automatización, estandarización y optimización de procesos. Esas horas ahora son destinadas a tareas que realmente agregan valor a los procesos”.

“Todo este esfuerzo que realizan las personas que certifican en Cargill ha sido reconocido en eventos con los equipos donde se les entrega un pin distintivo que los ubica como promotores de la mejora continua”. Sobre los próximos pasos, subraya: “En mayo empezamos una nueva ola de certificaciones con el curso de Black Belt de SAMECO. Somos 13 personas ¡yo incluida! Cada colaborador tendrá un proyecto particular y también se trabajará en parejas.

Todo el esfuerzo puesto en trabajar sobre la cultura de la mejora continua en Cargill ha empezado a dar resultados, incluso mejores de lo esperado. Cada persona que logra completar su certificación comienza a actuar como agente de cambio en su equipo, colaborando en otros proyectos y cumpliendo el rol de coach, acompañando la certificación de otros candidatos. Además, nos ha permitido participar por primera vez del 27° Encuentro Nacional de Mejora Continua organizado por SAMECO ¡presentando dos proyectos! que fueron parte de programa de certificación del año pasado.

«Ahora el nuevo reto por delante será seguir haciendo girar la rueda de la mejora continua, consolidando la cultura y el compromiso, pero estamos seguros de que nuestra nueva comunidad de CI será la clave para lograrlo.» finaliza Eugenia Turner.