El grupo de Mantenimiento de las operaciones productivas de Laboratorios Raffo adquirió competencias de Lean Manufacturing con el propósito de aplicar prácticas de estandarización para la mejora de la calidad, la eficiencia y los costos.

La Planta Modelo de Laboratorios Raffo en la provincia de San Juan posee una superficie de 17 mil m2 y está equipada con tecnología especializada para la producción de más de 3.000.000 de comprimidos, cápsulas y sobres diarios destinados a la industria farmacéutica argentina y el mercado internacional.

Eduardo Aparicio, Natalia Basualdo y Roberto Díaz forman parte del equipo del área de Mantenimiento en las instalaciones productivas y llevan adelante una de las tareas centrales en la filosofía de la compañía: “Contamos con un equipo de más de 700 personas, entre ellos se destacan profesionales Farmacéuticos, Bioquímicos, Ingenieros y Licenciados en distintas especialidades, los cuales trabajan todos los días para lograr la excelencia y la mejora continua”, reza su sitio web en la página de presentación.

Llevado al día a día, ¿cómo aborda Raffo la Mejora Continua?
E.A: En la compañía se estableció un modelo de Gestión Operacional que se articula con fundamentos de Lean Management y se comenzó a trabajar con los indicadores (KPI) para medir la performance de las tareas y comenzar a mejorarlas estableciendo objetivos. Se comenzó con capacitaciones dirigidas a todo el personal, sobre todo en métodos de resolución de problemas y las herramientas que son útiles para identificarlas y ayudar a resolverlas.
Actualmente, también se está trabajando con equipos de mejora continua con los Colaboradores del sector utilizando la herramienta A3.

Ustedes tres participaron de la última edición del Curso Lean 100% práctico, ¿los ayudó a aplicar algún aprendizaje particular en la gestión o proyectan hacerlo?
N.B: Trasladamos el conocimiento de lo aprendido en el curso a los Colaboradores del sector de Mantenimiento, quienes participan en la búsqueda y resolución de problemas y en la estandarización de los procedimientos de los mantenimientos preventivos en equipos críticos de Producción y Servicios, considerando las tareas que agregan valor e individualizando los desperdicios. De esta manera se buscan nuevas propuestas para lograr procedimientos más eficaces y eficientes.

¿Qué aspectos destacarían del curso?
R.D: Se destaca que sea modo práctico, lo hace más entendible y se aprenden mejor los conceptos. Las recomendaciones de videos y lecturas sirven de guía para avanzar con las prácticas y el acompañamiento de los docentes en el proceso de aprendizaje suma mucho.

¿Qué le aconsejarían a colegas que aún no se introdujeron en la práctica de Lean Manufacturing para que lo consideren como una herramienta de mejora?
E.A: Que no tengan miedo al cambio, es un desafío muy positivo para mejorar situaciones cotidianas que se piensan que están bien y no siempre es así.
Por medio de las capacitaciones se logra incentivar el uso de herramientas que permiten mejorar, sobre todo las tareas rutinarias, tratando de identificar los desperdicios que no agregan valor al proceso en sí.
Nos permite mejorar la calidad, eficiencia, productividad, disminuir los tiempos de entrega, reducir los costos, trabajar con más seguridad y protección del medio ambiente, permite el desarrollo del talento de los equipos de trabajo potenciando la colaboración y además mejora el compromiso y el sentido de pertenencia de los Colaboradores en cada una de las tareas.

Para conocer más sobre el Curso Lean 100% Práctico ingresá aquí