SAMECO se desarrolló en base a valores. La confianza, la transparencia, la pasión y el compromiso de un grupo de voluntarios hace que hoy sea reconocida por su capacidad para generar espacios de reflexión, intercambio y aprendizaje con el propósito de promover y difundir la filosofía y la práctica de mejora continua. Mirá el video

¿Puede una organización formada por un grupo de voluntarios hacer un aporte significativo a la sociedad en el campo de la Mejora Continua?

Las respuestas que ofrecen algunas personas que integran SAMECO, buscan estimular la reflexión y compartir cómo se construyó una organización a partir de una misión clara, la proposición de desafíos, acciones y la pasión por la mejora continua, manteniendo siempre un espíritu abierto y colaborativo.

El sueño de SAMECO empezó en 1996 y nunca dejó de crecer. A lo largo de estos 25 años fue sumando voluntarios, desplegando Encuentros de Mejora Continua en diversas regiones del país, donde se divulgan las experiencias de grupos y trabajos técnicos. Se conformaron Comisiones de Intercambio de Experiencias para dar lugar a la sinergia, la creación y al debate de ideas, se consolidó un Programa de Formación que nutre año tras año con contenidos de valor y dinámicas de aprendizaje innovadoras, y recientemente se lanzó una biblioteca online de acceso público y gratuito con más de un centenar de casos relacionados con la disciplina.

Durante el 2020, con la última pandemia que sacudió al mundo, adaptó todas sus actividades transformándolas en virtuales y las enriqueció con el aporte de sus miembros. Otra demostración de las capacidades que supo desarrollar para superar momentos difíciles.

La pasión por promover y difundir la mejora continua es la sangre que le sigue dando impulso e identidad a SAMECO. Una característica que la convierte  en una organización única y que proyecta un crecimiento permanente.

Mirá y compartí el video que conmemora este nuevo aniversario y que forma parte de los agradecimientos que nuestra organización sin fines de lucro preparó con el propósito de profundizar los lazos con todos sus integrantes y para motivar a quienes entienden a la mejora continua como una práctica virtuosa.