El debate salió a la luz en la Comisión de Intercambio de Experiencias que aborda la temática Calidad.

Frente a los cambios que incorpora la nueva versión ISO 9001 el grupo de profesionales que reúne Sameco busca estrategias para que su implementación se defina como una inversión y no como un costo

Las interacciones que se generan en estos ámbitos son una verdadera oportunidad de apertura para la búsqueda de soluciones y el enriquecimiento colectivo. Con naturalidad, los integrantes de las comisiones presentan sus problemas y conflictos para llevar adelante proyectos, así como se capitalizan y se comparten prácticas exitosas. “Participé en todas las reuniones que se hicieron en 2015 y fue muy productivo compartir conocimientos y cuestiones comunes que se aplican en el ámbito laboral. Me llevé consejos para ejecutar buenas prácticas, como el orden y la limpieza, y el control del estado general de las máquinas y los equipos, todas aquellas que son difíciles de sostener en el tiempo”, aseguró Mariano Querzoli, Supervisor de Control de Calidad de Ingredion, quien lidera las auditorías de calidad, ambientales y las relacionadas con la inocuidad alimentaria.

En su primer encuentro del año, la CIE de Calidad de Sameco recorrió los puntos centrales que trae aparejada la versión 2015 de la norma ISO 9001: la Gestión del Riesgo, la Gestión del Cambio y la Gestión del Conocimiento. El común denominador, sin lugar a dudas, se recostó sobre la necesidad de comprometer a la Dirección de las organizaciones para que su implementación sea adquirida como una inversión y no como un costo. “El sistema de calidad a veces se transforma en un cumplimiento de normas. En las organizaciones grandes, para formalizar sus auditorías y generar la certificación, y en las pymes sólo se busca cumplir con un requerimiento que viene del propio cliente”, reflexionó el equipo.

Sin embargo, formularon: “Es importante saber transmitir qué significa un sistema de gestión e incorporarlo en la organización como un cambio cultural. Encontrar los indicadores adecuados y de valor para medir la eficiencia de los procesos y asegurar la calidad. Hay que buscar simplificar los procedimientos para que todos tengan la idea de que se puede cumplir y que el sistema beneficia al conjunto”.

Otro eje de trabajo identificado es la necesidad de reforzar el trabajo con las personas: “Para integrarlos al cambio es vital que se les de participación para que se apropien del proyecto y que no se interprete que es una obligación o un pedido de Calidad”, sostuvieron.
La sucesión de comentarios que dio lugar a que todos los participantes comenten sus experiencias, dejó abierto el abordaje de estas temáticas para nuevos encuentros -que coordinan Oscar Fernández y José Luis Pagani-. Así lo confirmó Lorena Rovere quien ofreció las instalaciones de FV Griferías para agendar una fecha de reunión, y reafirmó: “Es interesante encontrar problemáticas similares, a pesar de tratarse de rubros distintos. Por ejemplo, es habitual ver cómo se repiten las no conformidades relacionadas con tareas que dependen de las personas”. Además precisó: “De esta comisión me llevé datos de proveedores, así incorporamos un nuevo sistema informático para gestionar la calidad mediante un tablero dedicado”.

Para participar de esta CIE y de la que trata temas de Mejora Continua, la CIE de Enseñanza de la Mejora Continua en las Universidades, o la que reúne a Pymes deben escribir a [email protected]